sábado, 14 de octubre de 2017

La música de mi alma, La música no se toca




Dante Alighieri, bautizado Durante di Alighiero degli Alighieri (Florencia, c. 29 de mayo de 1265 - Rávena, 14 de septiembre de 1321), fue un poeta italiano, conocido por escribir la Divina comedia, una de las obras fundamentales de la transición del pensamiento medieval al renacentista y una de las cumbres de la literatura universal.


La fecha exacta del nacimiento de Dante es desconocida, aunque generalmente se cree que está alrededor de 1265. Esto puede deducirse de las alusiones autobiográficas reflejadas en la Vita nuova. Durante su vida, Dante participó activamente en las luchas políticas de su tiempo, por lo que fue desterrado de su ciudad natal, y fue un activo defensor de la unidad italiana. Escribió varios tratados en latín sobre literatura, política y filosofía. A su pluma se debe el tratado en latín De Monarchia, de 1311, que constituye una exposición detallada de sus ideas políticas, entre las cuales se encuentran la necesidad de la existencia de un Sacro Imperio Romano y la separación de la Iglesia y el Estado. En 1289 participó en la batalla de Campaldino durante la guerra entre Florencia y Arezzo, y contribuyó así a la victoria de los florentinos.


Apodado «el Poeta Supremo» (en italiano «il Sommo Poeta»), también se le considera el «padre del idioma italiano» (llamado volgare en aquella época). Su primera biografía fue escrita por Giovanni Boccaccio (1313-1375), en el Trattatello in laude di Dante


LA MÚSICA DE MI ALMA

La música de mi alma, es mi compañera;
que estremece los susurros de la noche;
como ojos volados, miran cada estrella;
miran tus labios, como destellos de fuegos...
La música de mi alma, es como el viento;
que rosa tu hermosa cabellera, en el infinito;
que envuelve tu sueño, bajo la noche
y que descifra tu mirada, con un solo beso...


(DANTE ALIGHERI)


martes, 19 de septiembre de 2017

Biografía, libros y poemas de Ernest Hemingway



Nació el 21 de julio de 1899 en Oak Park, Illinois. Allí cursó sus estudios, para luego desempeñarse como reportero en el Kansas City Star, trabajo que reemplazó pocos meses después por el de conductor de ambulancias en Italia durante la Primera Guerra Mundial. Luchó en el frente de batalla, sufriendo graves heridas.

Luego de la guerra marchó a París, donde comenzó su actividad literaria. Recorrió Florida, España y África.

Fue corresponsal de guerra durante la Guerra Civil española, en la Segunda Guerra Mundial y reportero del Primer Ejército de Estados Unidos.

Sus dolorosas experiencias bélicas inspiraron los temas de sus primeras obras, donde hombres escépticos, buscan su propia satisfacción, a costa de los valores morales y la lucha del hombre, a veces inútil contra las circunstancias de la vida. Amores en época de guerra, muerte, destierro, mezcladas con temas sobre corridas de toros, como por ejemplo: “Fiesta” (1926) y “Muerte en la tarde”, constituyen su línea argumental. En 1929 escribió “Adiós a las armas”, “Muerte en la tarde”, data de 1932, “La verdes colinas de África” de 1935 y “Tener o no tener” de 1937.

La pérdida de la libertad, abordado en “Por quien doblan las campanas” (1940), novela basada en lo acontecido en la Guerra Civil española, alerta sobre la posibilidad de que este bien supremo pueda no ser reconocido en otras latitudes.

Conocido como el último de los autores neohumanistas, impuso un estilo directo, duro y cínico. El principal tema de su obra es la muerte, única certeza inevitable en la incertidumbre de la vida humana. En “Las nieves del Kilimanjaro” (1953), trata este tema, en un relato corto, pero impresionante. Junto a la certeza de la muerte, halla también la convicción de la existencia de la solidaridad humana.

Recibió el Premio Nobel de Literatura en 1954, por su aclamada obra “El viejo y el mar” publicada en 1952.

Exiliado en Cuba, luego de la guerra Civil Española, en 1960, fue despojado por Fidel castro de su propiedad y se trasladó a Idaho.

Se suicidó el 2 de julio de 1961, en Ketchum, con un tiro de escopeta, luego de sufrir varias crisis depresivas. Tres mil páginas manuscritas esperaban ser publicadas.

Libros:
El viejo y el mar
Adiós a las armas
Por quién doblan las campanas
Fiesta


Poemas cortos:


Poesía 

Así que ahora, 
habiendo perdido anoche a los tres, 
devolviéndolos hoy, 
los bosques húmedos y oscuros… 

Cautivos 

Algunos llegaron encadenados. 
Sin remordimientos, pero cansados. 
Demasiado cansados, sólo para tambalearse. 
Pensando y odiando haber sido acabados 
pensando y peleando por haber sido acabados. 
Así se cura una larga campaña, 
fabricando fácilmente la muerte. 


Campos de Honor 

Los soldados nunca mueren bien: 
las cruces marcan los lugares; 
donde ellos cayeron hay cruces de madera; 
un palo sobre sus caras. 

Los soldados empujan y tosen y caen de cabeza 
todo el mundo grita en rojo y negro 
los soldados se sofocan en una trinchera y 
se asfixian completamente durante el ataque. 

Todos los ejércitos son Iguales 

Todos los ejércitos son iguales 
la publicidad es fama 
la artillería hace el mismo viejo ruido 
el valor es atributo de los muchachos 
los viejos soldados tienen los ojos cansados 
todos los soldados escuchan las mismas viejas mentiras 
los cadáveres siempre han atraído a las moscas. 

No me interesan las mujeres extravagantes 

No me interesan las mujeres extravagantes 
ni el coñac 
ni las mentiras 
Porque estoy enamorado.


()()()()()()()()()()()()()()()()()()()()()()()()()

I

La noche se acerca entre suaves y somnolientas plumas

oscureciendo el día

acariciando el brillo perlado

moldeando el barro

antes de que adquiera la dureza final

exigiendo que nos quedemos.


II



Hemos pensado los pensamientos más largos

y elegido los caminos más cortos.

Hemos danzado ritmos endemoniados,

temblando al regresar a casa para rezar;

para servir a un amo en la noche,

y a otro en el día.


III


Sé que los monjes se masturban en la noche,

que los gatos caseros se retuercen,

que algunas muchachas muerden;

sin embargo

¿qué podría hacer

para cambiar las cosas?


IV


El deseo y

las dulces y afiladas penas

y las superficiales heridas

que fuiste tú,

se han convertido en una triste oscuridad.

Viene la noche con su rictus

a yacer conmigo

una torpe, fría y rígida bayoneta

sobre mi alma iluminada, palpitante.


V


El Señor es mi pastor, no

le necesitaré demasiado tiempo.


viernes, 30 de junio de 2017

Víctor Hugo: Autor de "Los Miserables"



Su obra excepcional y sus opiniones, a la vez morales y políticas, le convirtieron en un personaje emblemático a quien la Tercera República honró a su muerte con un funeral de Estado, celebrado el 1 de junio de 1885 y al que asistieron más de dos millones de personas, y con la inhumación de sus restos en el Panteón de París.

VICTOR HUGO Y SU AGITADÍSIMA VIDA ÍNTIMA

El escritor tuvo una agitadísima vida personal, repleta de amantes, infidelidades y tragedias. Se casó con Adèle Foucher, una amiga de la infancia, en 1822, y ese matrimonio sumió en la locura a Eugène, hermano de Victor Hugo, que tuvo que ser internado hasta su muerte en 1837.

El autor y Adèle Foucher tuvieron cinco hijos, pero solo una sobrevivió a su padre. El primogénito, Léopold, murió antes de cumplir los tres meses; la segunda, Léopoldine, pereció ahogada a los 19 años, y Charles y François Victor fallecieron a causa de la tuberculosis y el cáncer, respectivamente. Adèle, la quinta, tampoco tuvo una vida dichosa: sufrió numerosos problemas de salud mental y acabó sus días ingresada en un psiquiátrico.







Mientras las desgracias familiares se sucedían, Victor Hugo mantenía una relación con Juliette Drouette, una mujer de origen humilde que fue el gran amor de su vida. Ambos se conocieron en los ambientes teatrales de Francia y su primera noche de amor, en febrero de 1833, fue la fecha que el escritor eligió para el día de la boda de los personajes principales de 'Los miserables'.
TRAICIÓN Y CÁRCEL

La intensa relación con Juliette no impidió al autor otros escarceos, como el que tuvo con la joven Léonie Biard y que terminó de forma abrupta cuando les descubrió el esposo burlado. Ella tuvo que cumplir cinco meses de prisión por la infidelidad; él se libro de la cárcel.

Adèle respondió a la actitud de Victor Hugo entablando una relación íntima con un crítico literario. También contacto con Léonie para unir fuerzas contra Juliette, hasta el punto de que ambas le enviaron las cartas de amor que el autor les había escrito durante su relación con ella.
LA PREMONICIÓN EUROPEÍSTA DE VICTOR HUGO

Como muestra de la visión a largo plazo y del compromiso social de Victor Hugo, basta con leer las palabras que pronunció ante la Asamblea Nacional francesa. Un texto premonitorio: "¡Llegará un día en el que las armas se os caigan de los brazos, a vosotros también! Un día vendrá en el que la guerra parecerá también absurda y será también imposible entre París y Londres, entre San Petersburgo y Berlín, entre Viena y Turín, como es imposible y parece absurda hoy entre Ruan y Amiens, entre Boston y Filadelfia."

"Un día vendrá en el que vosotras, Francia, Rusia, Italia, Inglaterra, Alemania, todas vosotras, naciones del continente, sin perder vuestras cualidades distintivas y vuestra gloria individual, os fundiréis estrechamente en una unidad superior y constituiréis la fraternidad europea, exactamente como Normandía, Bretaña, Borgoña, Lorena, Alsacia, todas nuestras provincias, se funden en Francia", añadía.

Estatua de Victor Hugo



"Un día vendrá -seguía Victor Hugo- en el que no habrá más campos de batalla que los mercados que se abran al comercio y los espíritus que se abran a las ideas. Un día vendrá en el que las balas y las bombas serán reemplazadas por los votos, por el sufragio universal de los pueblos, por el venerable arbitraje de un gran Senado soberano que será en Europa lo que el Parlamento en Inglaterra, lo que la Dieta en Alemania, ¡lo que la Asamblea Legislativa en Francia!. Un día vendrá en el que se mostrará un cañón en los museos como ahora se muestra un instrumento de tortura, ¡asombrándonos de que eso haya existido!".

"Un día vendrá en el que veremos estos dos grupos inmensos, los Estados Unidos de América y los Estados Unidos de Europa, situados en frente uno de otro, tendiéndose la mano sobre los mares, intercambiando sus productos, su comercio, su industria, sus artes, sus genios, limpiando el planeta, colonizando los desiertos, mejorando la creación bajo la mirada del Creador, y combinando juntos, para lograr el bienestar de todos, estas dos fuerzas infinitas, la fraternidad de los hombres y el poder de Dios". Y eso sucedió en 1871.

jueves, 1 de junio de 2017

Imágenes:


Poemas de Ramiro López y Pinturas de Juan Carlos Moreno





RETORNO DEL DESCONOCIDO

Una vez el prófugo desapareció,

se fue al monte sin dejar señal.

Ignoto y sin nombre, pero libre

de toda ansiedad extasiado en su soledad

una vez más, reapareció con olor a musgo

y sueños de cristal incógnito y vagabundo.



Ramiro López

Pueblo Nuevo, Estelí




PROPÓSITOS

Traigo conmigo la montaña hermanos.


musgo, barro, riscos, niebla y cielo azul.


Los pies atados para ascender desde el valle


y cada día alcanzar la cumbre e ir más allá.




Ramiro López



Pueblo Nuevo, Estelí.






CAMINANTE


Deambulo por mil caminos de la cordillera al mar por

montes, ríos y senderos;

soy eterno peregrino en una búsqueda constante 


de la verdad.

Ir así es mi destino procurando encontrar un oasis

en un erial o en un desierto un jardín ideal.

Las gentes me son amables y los pájaros del campo danzan

a mi caminar.

A esa búsqueda yo le doy un gran valor, no tiene precio y el

oro, como una creación genial no puede comprar jamás.

Por eso yo, mis hermanos les convido a caminar por esos

raros senderos y disfrutar de la vida 

mientras podamos andar.



Ramiro López

Pueblo Nuevo, Estelí.