miércoles, 4 de febrero de 2009

Todo Queda Atrás


Todo Queda Atrás


Atrás queda la noche ignominiosa
con sus quejidos de infernal dolencia
atrás queda el dolor, el llanto el ruego
las cárceles del alma con su inconsciencia
la esclavitud de toda vida humana ociosa
Atrás quedan las gentes llenas de odio
los manicomios, los abismos y cinismos
queda el pánico, el exilio, el paroxismo
queda la farsa, el desengaño, lleno un podio
de caminos de sangre donde está mi abismo
Atrás queda el drama, el hambre, el miedo
el golpe de quién no ama, las indiferencias
un escuadrón sin alma que no tiene conciencia
los tiranos de barro, el futuro sin "no puedo"
los muros de amor tras la batalla, la indecencia
Atrás queda el caos, el desorden , el martirio
el mal como se ensaña y el niño que se daña
el polvo de la mala voluntad, la ira, el delirio
la libertad adicta y convicta y éste mi exilio
las llamas de locos en cerebros de un mañana
Atrás quedan los novios de agovio, dependientes
el libre albedrío en una cama, en una que fué dama
los rumores y las quejas, cosas viejas malolientes
las resistencias, los rencores, el instinto que llama
los derechos mal hechos, las familias indiferentes
Atrás no miro, mi vida huidiza en soledad
voy tras las rutas de luz a cuestas con mi cruz
con una actitud victoriosa, un algo de esperanza
mi cuerpo en sacrificio, mi alma en la balanza
y un alma fermentada con voz de fraternidad