domingo, 23 de agosto de 2009

Biografia de Paulo Coelho

Paulo-Coelho-003
Paulo Coelho nació en Río de Janeiro el  24 de agosto de 1947. Novelista, dramaturgo y letrista brasileño.
Nació en una pequeña familia de clase media, hijo de Pedro, ingeniero, y Lygia, ama de casa.  A los siete años ingresa en el colegio jesuita San Ignacio de Río de Janeiro. Paulo acaba odiando la naturaleza obligatoria de la práctica religiosa. Aunque no soporta ni rezar ni ir a misa, no todo allí va tan mal. En los austeros pasillos del colegio, Paulo descubre su verdadera vocación: ser escritor. Pronto gana su primer premio literario en un concurso escolar de poesía, y su hermana Sonia cuenta cómo se hizo con un premio de redacción al presentar a un concurso un escrito que el mismo Paulo había tirado a la basura.
Sin embargo, los padres de Paulo tienen otro futuro planeado para su hijo. Pretenden que sea ingeniero y por eso intentan reprimir sus deseos de dedicarse a la literatura. Esta intransigencia y la lectura de Trópico de cáncer, de Henry Miller provocan una gran rebeldía en Paulo, quien empieza a desobedecer las normas familiares. Su padre toma su comportamiento como un síntoma de enfermedad mental y, a los diecisiete años, hace que sea internado dos veces en un hospital psiquiátrico, donde le someten a varias sesiones de electroshock.
Poco más tarde, Paulo empieza a relacionarse con un grupo de teatro y a dedicarse al periodismo. Para la gente de clase media acomodada de aquella época, el teatro es símbolo de mala vida y de malas gentes. Sus padres, asustados, deciden romper su promesa de no volver a internarle y hacen que sea readmitido en el hospital una tercera vez. Cuando sale, Paulo está aún más perdido y encerrado en su mundo. La familia, desesperada, llama a otro médico quien hace una nueva apreciación del problema: Paulo no está loco y no va a ser internado, pero debe aprender a afrontar la vida. Treinta años después de estas vivencias, Paulo Coelho escribiría Veronika decide morir.
Según palabras de Paulo, ‘Veronika decide morir se publicó en agosto de 1998 en Brasil. En septiembre, había recibido más de 1.200 e-mails y cartas que me contaban experiencias semejantes. En octubre, algunos de los temas tratados en el libro -depresión, síndrome de pánico, suicidio – fueron discutidos en un seminario que tuvo repercusión nacional. El 22 de enero del siguiente año, el senador Eduardo Suplicy leyó extractos de mi libro en una sesión plenaria y consiguió aprobar una ley que andaba dando vueltas por el Congreso de Brasil desde hacía diez años: la que prohíbe las internaciones hospitalarias arbitrarias.’
Pasado el período de los centros psiquiátricos, Paulo empieza la carrera de derecho; parece que finalmente va a seguir el camino que sus padres habían preparado para él. Aún así, poco tiempo después abandona sus estudios para dedicarse de nuevo al teatro. Es la época de los sesenta y el mundo entero asiste a la explosión del movimiento hippie. Brasil, bajo una dictadura militar muy represiva, también se hace eco de las nuevas tendencias. Paulo lleva entonces el pelo largo y va indocumentado por voluntad propia; durante algún tiempo toma drogas ya que quiere vivir la experiencia hippie con gran intensidad. Su pasión por escribir le impulsa a fundar una revista de la que solamente salen dos ejemplares.
Nace “Kring-ha”, una serie de comics en favor de la libertad. El régimen dictatorial las considera amenazantes, por lo que detiene y encarcela a Raul y a Paulo. Raul sale al cabo de poco, pero Paulo permanece allí más tiempo por ser considerado la “cabeza pensante”. Mas no se acaban aquí las dificultades: dos días después de su liberación, Paulo es secuestrado en plena calle y encerrado en un centro militar de tortura donde permanece varios días. Según sus propias palabras, lo que le salva de la muerte es decir que estaba loco y que había estado internado en tres ocasiones. Empieza a autolesionarse delante de sus secuestradores, quienes dejan de torturarle y finalmente le liberan.
Esta experiencia marca fuertemente su vida. Por aquel entonces, Paulo, con veintiséis años, decide que ya ha vivido la vida lo suficiente y que quiere “ser normal”. Consigue un empleo en la discográfica Polygram y allí conoce a la que más tarde será su esposa.
En 1977 se trasladan a Londres. Paulo compra una máquina de escribir y empieza a dedicarse de pleno a la literatura, sin muchos resultados. Al año siguiente vuelve a Brasil donde trabaja como ejecutivo para otra empresa discográfica, la CBS. Esta fase sólo dura tres meses, tras los cuales se separa de su esposa y deja el empleo.
Entonces se produce el reencuentro con Christina Oiticica en 1979, una vieja amiga, con la que posteriormente contrae matrimonio, y con la que sigue conviviendo hasta el día de hoy.
La pareja viaja a Europa y visitan varios países. En Alemania, van al campo de concentración de Dachau. Allí Paulo tiene una visión en la que se le aparece la figura de un hombre. Dos meses más tarde, le encuentra en una cafetería de Amsterdam, se acerca a él y conversan un largo rato en el que intercambian opiniones y vivencias. El hombre, cuya identidad Paulo nunca ha querido revelar, le sugiere un reencuentro con el catolicismo. Paulo empieza a estudiar el lenguaje simbólico del cristianismo. Le propone, también, hacer el Camino de Santiago (una ruta medieval de peregrinaje entre Francia y España).
En 1987, un año después de recorrer el Camino, Paulo escribe su primer libro, El Peregrino de Compostela (Diario de un mago). El libro narra sus experiencias durante la peregrinación y descubre que lo extraordinario se encuentra en el camino de las personas comunes. Se publica en una pequeña editorial brasileña, y aunque no tiene repercusión entre la crítica, cosecha un relativo éxito de ventas.
En 1988, Paulo escribe un segundo libro muy distinto al primero: El Alquimista. Se trata de un libro simbólico, una metáfora de la vida, en el que refleja sus estudios de alquimia durante once años. En su primera edición sólo logra vender 900 ejemplares y la editorial decide no seguir con la publicación.
Paulo no se deja vencer, ya que persigue un sueño y está resuelto a conseguirlo. Se da una segunda oportunidad: busca una editorial mayor que se interese por su obra, la editora Rocco. En 1990 se publica Brida, que habla del don que cada uno de nosotros lleva dentro. La publicación de este libro, que esta vez ya tuvo la atención de la prensa, lleva a El Alquimista y el Diario de un Mago al top de las listas de best sellers.
El éxito de El Alquimista en Estados Unidos marca el inicio de su carrera internacional. Varias productoras de Hollywood se interesan inmediatamente por los derechos, que son adquiridos en 1993 por Warner Brothers.
A orillas del río Piedra me senté y lloré, publicada en 1994 en Brasil (Editora Rocco), consolida su carrera internacional. En esta obra, Paulo aborda su lado femenino.
En 1996, Editorial Objetiva adquiere los derechos de La Quinta Montaña, su siguiente publicación, con un anticipo de 1.000.000 de dólares, cifra nunca pagada a un autor brasileño. En ese mismo año, Philippe Douste-Blazy, ministro de Cultura francés nombra a Paulo ‘Caballero de las Artes y las Letras’ diciendo, ‘te has convertido en el alquimista para millones de lectores. Tus libros hacen bien porque estimulan nuestra capacidad de soñar, nuestro deseo de buscar.’ También en 1996, Paulo es nominado consejero especial en el programa de la UNESCO ‘Convergencias espirituales y diálogos interculturales.’
En 1997, Paulo publica su notable obra Manual del guerrero de la luz, una colección de pensamientos filosóficos que nos ayudan a descubrir al guerrero de la luz que existe en cada uno de nosotros. El título se transforma en obra de referencia para millones de lectores.
Veronika decide morir, con un estilo más narrativo, se publica en 1998 y rápidamente recibe excelentes críticas.
La vertiginosa carrera de Coelho continúa. Paulo es nombrado segundo autor más vendido en todo el mundo en 1998, según la revista francesa “Lire” (marzo 1999).
En 1999, es distinguido con el prestigioso ‘Crystal Award’. También en 1999, el gobierno francés le concede la prestigiosa distinción ‘Chevalier de l’Ordre National de la Légion d’Honneur’.En ese mismo año, Paulo participa en la Feria del Libro de Buenos Aires (Argentina) con Veronika decide morir. La presencia de Paulo en la feria es absolutamente histórica y conmocionante. Todos los medios coinciden en que es el autor de más convocatoria, sin comparación posible.
En mayo de 2000, Paulo visita Irán y se convierte en el primer escritor no musulmán en visitar oficialmente el país desde 1979. Es invitado por el programa ‘Centro Internacional para el Diálogo entre Civilizaciones’. En septiembre se publica El Demonio y la señorita Prym con un lanzamiento simultáneo en Italia (Bompiani), Portugal (Pergaminho) y Brasil (Objetiva). Con este lanzamiento se coordinan docenas de entrevistas para medios de comunicación de todo el mundo, en su casa de Río de Janeiro. Por primera vez se da a conocer públicamente el Instituto Paulo Coelho, una institución fundada en el año 1996 por èl y su esposa, Christina Oiticica, que proporciona ayuda y oportunidades a los miembros menos privilegiados de la sociedad brasileña, especialmente a niños y ancianos.
Paulo recibe el premio ‘BAMBI 2001′, el más antiguo y famoso premio alemán. Según la opinión del jurado, la creencia de Paulo Coelho  de que el destino y el don de cada ser humano es el de llegar a ser un “guerrero de la luz” en un mundo oscuro, contiene un profundo mensaje humanista, lo cual es en ese año particularmente conmovedor.
Paulo asiste en septiembre a una fantástica firma de libros en Borders (Londres). Según el director de eventos, Finn Lawrence, la firma de la nueva novela de Paulo, El Demonio y la señorita Prym (HarperCollins),”fue ciertamente la firma más fenomenal del año”, con gente de los cinco continentes.  A principios del 2002, Paulo viaja por primera vez a China y visita Shangai, Beijing, y Nanjing, participando en numerosos eventos, entre ellos firmas de libros y encuentros con lectores.
El 25 de julio de 2002, Coelho es elegido para ocupar el sillón número 21 de la prestigiosa Academia Brasileña de las Letras (ABL). La misión de la Academia Brasileña de las Letras, con sede en Río de Janeiro, es la de velar por la cultura de la lengua nacional. Tras el anuncio de su nombramiento y durante esa noche, Paulo recibe más de tres mil mensajes de sus lectores y concentra toda la atención de los medios del país. Cuando sale a la calle, Paulo es aplaudido por la gente. A pesar de ser adorado por millones de lectores, el autor ha sido rechazado por algunos sectores de la crítica literaria, por lo que su ingreso en la Academia se convierte en un gran acontecimiento social.
El 28 de octubre, con un discurso que exalta la utopía y la fe, Paulo toma posesión de su cargo en la ABL. Entre sus palabras, cita la frase de su antecesor, el economista Roberto Campos, “La violencia de la flecha dignifica el blanco”, y añade, “muchas veces, en momentos en que me sentía juzgado con excesiva severidad por la crítica, me acordaba de esta frase. Y me acordaba también de otro sueño, del cual no estaba dispuesto a desistir: entrar, un día, en la Academia Brasileña de Letras.”
Vive con su mujer Cristina Oiticica, una pintora, en Río de Janeiro o en su molino de Saint Martin en el suroeste de Francia (Altos Pirineos).
Paulo Coelho es miembro y consejero de los siguientes organismos e instituciones:
Mensajero de la Paz de la ONU. Embajador de la Unión Europea para el Diálogo Intercultural para el año de 2008. Miembro del plantel del Instituto Shimon Peres para la Paz. Consejero Especial de la UNESCO para “Diálogos Interculturales y convergencias espirituales”. Miembro de la directiva de la Schwab Foundation for Social Entrepreneurship. Miembro de la Academia Brasileña de Letras.
Poseedor de un gran número de premios y condecoraciones por sus obras:
El Peregrino de Compostela – 1987
El Alquimista – 1988
Brida – 1990
El don supremo (de Henry Drummond) – 1991
Las Valkirias – 1992
Maktub – 1994
A orillas del río Piedra me senté y lloré – 1994
La Quinta Montaña – 1996
El Manual del Guerrero de la Luz – 1997
Verónika decide morir – 1998
El Demonio y la Señorita Prym – 2000
Once Minutos – 2003
El Zahir – 2005
La Bruja de Portobello – 2007
Ser como el río que fluye – 2008
El vencedor está solo – 2009
Coelho, considerado por unos el alquimista de la palabra y por otros un fenómeno de masas, es el autor más influyente de nuestro siglo. Lectores de más de 150 países, sin distinción de credos ni culturas, le han convertido en uno de los autores de referencia de nuestro tiempo.