martes, 20 de diciembre de 2011

Extraño caminante



Extraño caminante

Arrúllame con tu silencio,
acaríciame con tu mirada,
dame un poco de tu sonrisa
para poder caminar por la vida.

No pienses que este extraño caminante
tiene un motivo y una guía,
sólo cuenta con sus pies
y con sus ganas de no caer.

Si te parezco ausente
es porque miro más allá del horizonte
en busca de un destino
que me permita descanzar.