domingo, 18 de diciembre de 2011

Recomenzar



RECOMENZAR

Hoy estoy tan orgulloso de ti
que no puedo decírtelo con versos,
hoy sencillamente ante el mundo reconozco
que mas valor que esa belleza para todos innegable
hay en los sentimientos que abriga tu alma de mujer….

Me has demostrado con tu actitud cuanto me quieres
y mi amor ante el tuyo se ha quedado rezagado;
hoy al reclamarme mas entrega y más franqueza
supe que me es imposible la vida sin tu amor
y que nadie me amará, como tú ya me has amado

Supe de la gloria que Dios me ha dado con quererte
en el instante que tus dudas callaban mis palabras
pues sentí que mi alma era por una daga atravesada
y por un segundo me abrazó el infierno del perderte

Cuando por fin pude expresarte mis razones
y tu gran amor le dio audiencia a mis palabras
yo dejé que hablaran nuestros mudos corazones
para que perdonaras el segundo error que he cometido;
el primero fue por apresurarme en decirte que te amaba
y el de hoy, por no decirlo sólo para ti cada mañana.

Ante el mundo reconocí con humildad mi grave error
y tu sonrisa le ha dado un nuevo plazo a mi condena,
mi corazón late otra vez, la duda marcha con la pena
y en tus labios y en los míos renace nuevamente
la flor de la esperanza, la confianza y el amor.

Pedro Miguel Castro Ramírez
Castilla, Piura, Perú