martes, 10 de abril de 2012

La práctica del Arte Ecológico



El movimiento de arte ambientalista lleva casi medio siglo de existencia aunque ha cobrado auge en los últimos 15 años especialmente en Europa y los Estados Unidos. 
Es un arte que integra la ciencia y el arte y propone estrategias que requieren cambios positivos en nuestro ambiente natural. La ciencia es la información; el arte es la forma de comunicar dicha información de manera accesible e inspiracional. 
Interpreta la naturaleza, creando obras de arte que nos informan acerca de la naturaleza y sus procesos o acerca de problemas ambientales que enfrentamos. Pretende proponer nuevos métodos de interactuar con el mundo natural que nos rodea. 
Envuelve a la comunidad donde se construirá o instalará la obra desde su comienzo siendo la comunidad participe en las distintas etapas de programación, diseño y construcción. 

Definiendo la práctica del Arte Ecológico 

Es un proceso creativo que reconoce la dicotomía histórica que existe entre naturaleza y cultura y se esfuerza en sanar la relación humana con el mundo natural y sus ecosistemas. 
El Eco-Arte es fundamentalmente interdisciplinario. No podemos depender del mundo artístico como el único punto de engranaje e interpretación y debemos emplear otras perspectivas. En adición, el artista envuelto en esta práctica no puede limitar su aprendizaje o producción solamente al arte. En este modelo interdisciplinario, el artista expande su práctica al desplazarse fuera de su disciplina y su relación institucionalizada con la sociedad en que vive. El Eco-Arte expande cada una de las perspectivas combinadas y de este modo provee al artista una nueva trayectoria para el compromiso social. Inherente en este camino está la responsabilidad del artista de instruirse a sí mismo en múltiples disciplinas. Al mismo tiempo, el trabajo debe ser recibido y evaluado por la totalidad de su intención y no por estándares artísticos únicamente. 

Los objetivos del Eco-Arte: 

Abogar compasivamente por las comunidades tanto naturales como humanas 

Considerar los daños hechos a la diversidad y a la dinámica de ecosistemas 

Balancear lo técnico y lo artístico con lo biológico y ecológico 

Alentar la participación e información multidisciplinaria de expertos 

Crear una experiencia estética de sistemas naturales complejos