jueves, 22 de diciembre de 2016

Cantemos al dinero






Cantemos al dinero


Jaime Sabines .-.



Cantemos al dinero


con el espíritu de la navidad cristiana.


No hay nada más limpio que el dinero,


ni más generoso, ni más fuerte.


El dinero abre todas las puertas;


es la llave de la vida jocunda,


la vara del milagro,


el instrumento de la resurrección.


Te da lo necesario y lo innecesario


el pan y la alegría.


Si tu mujer está enferma puedes curarla,


si es una bestia puedes pagar para que la maten.


El dinero te lava las manos


de la injusticia y el crimen,


te aparta del trabajo,


te absuelve de vivir.


Puedes ser como eres con el dinero en la bolsa,


el dinero es la libertad.


Si quieres una mujer y otra y otra, cómpralas,


si quieres una isla, cómprala,


si quieres una multitud, cómprala.


(Es el verbo más limpio de la lengua: comprar.)


Yo tengo dinero quiere decir me tengo.


Soy mío y soy tuyo


en este maravilloso mundo sin resistencias.


Dar dinero es dar amor.


¡Aleluya, creyentes,


uníos en la adoración del calumniado becerro de oro


y que las hermosas ubres de su madre nos amamanten!